El arquitecto y la boveda

 

Como amante de las bóvedas siempre las he admirado, y como arquitecto las he estudiado. Tengo muchísima información y estudios sobre bóvedas tabicadas, pero casi todos las estudian de lejos, las ya construidas, y muchos repiten mitos antiguos sobre las bóvedas, o se aferran a teorías resistentes incompletas, son como escritores de recetas de cocina que no cocinan.

 

Por otro lado los pocos bovederos que he conocido (casi todos ancianos) insisten en que las bóvedas no se explican, las bóvedas se hacen a sentimiento, casi a ojo, cosa que más que aclararme me inquietaba aún más.

 

Para solucionar este problema, un día decidí a hacer bóvedas yo mismo, buscando llenar el espacio entre los arquitectos e ingenieros que había leído estudiando las bóvedas y los albañiles que las habían hecho. Y llevaban razón los albañiles, ahora se hacerlas pero me resulta difícil explicarlas. Las bóvedas se hacen metiéndote debajo, sintiendo los esfuerzos que emiten, calculando a ojo lo que la propia bóveda te pide. Pero soy arquitecto, y debo calcularlas. Y las calculo. Pero al final es la bóveda la que manda, es difícil de explicar. Es como hacer un gran puzzle, llega un momento que aprendes las piezas y los colores, sabes donde va cada cosa, y si alguien te pregunta aunque se lo expliques no lo entiende, porque tu conoces el puzzle y sus piezas, y esa persona no, por eso no te puede entender.


Cuanto más se de bóvedas, más misteriosas y asombrosas me resultan.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Manuel (miércoles, 09 diciembre 2015 20:07)

    Hola estado le llendo tu blog y me gusta lo que leo se ve claro que entiendes yo pienso igual enorabuena un gran trabajo tu blog saludos.....

  • #2

    Manuel Ignacio Rubio Díaz (miércoles, 09 diciembre 2015 20:55)

    Muchas gracias Manuel, me ha hecho mucha ilusión que el primer comentario sea de alguien que trabaja en esto, felicidades por tus escaleras, son preciosas.

Presentación. Quien soy


Soy un arquitecto y constructor de bovedas tabicadas. He conseguido resucitar esta antigua y hermosa técnica de la construcción de techos de bóveda de ladrillo. En esta página inento difundir su técnica a quienes quieran aprenderla.

Manuel Ignacio Rubio Díaz, arquitecto y bovedero          C/ Nueva, 45 Mairena del Alcor, Sevilla